Login
Main menu

Cómo eliminar los gases de una manera sanaLos gases digestivos, conocidos en medicina como gases gástricos, estomacales o intestinales, son una consecuencia natural y, en principio inocua, de la fermentación de los alimentos que se produce durante la digestión, aunque pueden convertirse en un incómodo problema cuando se produce de manera excesiva, o cuando no pueden ser expulsados en determinadas circunstancias.

En algunas culturas, como la árabe y algunas regiones mesoamericanas y asiáticas, el eructo, durante y después de ingerir alimentos, no está mal visto, incluso resultan un indicio de agradecimiento y de haber comido satisfactoriamente, pero en el seno de nuestra cultura occidental puede ser un gesto detestable e inoportuno para quien tiene necesidad de hacerlo, o, peor aún, cuando se escapa involuntariamente.

En cuanto a su expulsión por el recto, en todas las culturas hay unanimidad de que se trata de un irrespetuosidad bastante reprobable, y una muestra de insensatez y mal gusto.

Cómo eliminar los gases de una manera sanaPero más allá del decoro, cuando se generan en exceso o resulta difícil su evacuación, provocan malestar e incluso dolor que es posible prevenir y curar a través de diferentes remedios.

Es por ello muy necesario controlar este tipo de situaciones, no sólo por respeto público, sino por motivos de salud y bienestar, ya que un exceso de fermentación y de gases se encuentra detrás de trastornos incómodos que van desde una sensación de pesadez, hinchazón abdominal y mal estar general, hasta dolores de abdomen que pueden ser insoportables, sobre todo en los bebés.

La descomposición de los alimentos durante el proceso de la digestión consiste en una serie de reacciones químicas cuyo resultado es, casi siempre, la ruptura de moléculas grandes en otras más pequeñas, con la consiguiente emisión de gases, por lo cual resultaría imposible eliminar por completo la aparición de gases. Sin embargo, sí es posible y muy conveniente, reducir sus efectos adversos mediante unas sencillas pautas alimenticias que no van a deteriorar en absoluto la calidad de vida del individuo, sino al contrario.

Cómo eliminar los gases de una manera sanaPor ello, os queremos indicar aquí una serie de consejos tremendamente eficaces a la hora de prevenir y minimizar este tipo de manifestaciones aerofágicas patológicas, además de ayudar provocar su expulsión, en caso de ser necesario.

1.- Evitar las digestiones pesadas. Si se padecen trastornos por gases es muy aconsejable huir de los bufferts y de cualquier tipo de comida copiosa. Por muy delicioso que nos cocinen en el restaurante o en casa, recuerda esto: siempre es mejor que la comida se estropee dentro de la cazuela, del frigorífico o en la basura, que dentro de nuestro cuerpo.

2.- Masticar bien los alimentos. Comer despacio, masticando suficientemente la comida para una correcta insalivación del bolo alimenticio (lo que tragamos), es fundamental para una correcta digestión de los alimentos.

3.- Abandonar ideas erróneas acerca de las comidas, como que “hay que comer mucho para estar bien alimentado”. Para estar bien alimentado hay que comer en calidad, y no en cantidad. Y comer con calidad significa comer variado, comer de todo, con una frecuencia de unas 5 veces al día, y todas ellas ligeras.

Cómo eliminar los gases de una manera sana4.- No ingerir fibra sin límites. Eso es otra creencia errónea. Aunque la fibra beneficiosa contra el estreñimiento, consumirla en exceso puede tener el efecto contrario, además de causar flatulencias y pesadez de estómago. Si se ingiere mucha fibra con la intención de adelgazar, hay que tener cuidado, porque engorda más el “mucho”, que el “qué” se va a comer. Comer fibra en exceso contribuye, como cualquier comida en exceso, a dilatar el estómago, lo que resulta en la causa común del voraz apetito que se presenta en práctica totalidad de casos de obesidad descritos.

5.- El estrés es también un factor de riesgo para todos los procesos relacionados con la salud, y, por tanto, también para la digestión. El nerviosismo, un prolongado estado de alerta y la alteración del sueño, los tres pilares básicos del estrés, provocan, por un lado, interrupciones de la digestión que conllevan el estancamiento de los alimentos, y una mayor fermentación y producción de gases que con una digestión tranquila y relajada. Por otro lado, el apetito es una sensación muy parecida a la del estrés pues se activa en las mismas regiones neuronales, por lo que hay que evitar también comer cuando se está nervioso, porque es muy probable que comamos sin tener un verdadero apetito. Siempre cálmate antes de sentarte a la mesa.

Cómo eliminar los gases de una manera sana6.- No evites los alimentos saludables por muy propensos que sean a producir flatulencia, como la coliflor, el brócoli, las coles, y sobre todo, las consabidas legumbres que tanto horrorizan a las personas que padecen éste trastorno. Simplemente minimiza su cantidad cuando aparezcan en tu menú. Por cierto, las frituras y las grasas animales, además de aumentar el colesterol nocivo y la hipertensión, también producen gases.

7.- No ingerir aire, es decir, tomar bebidas carbónicas. Lo que sí se debe evitar a toda costa cuando hay problemas de gases es, Este tipo de bebidas “gaseosas” no sólo agravarán el problema, sino que además son el principal factor de obesidad en el mundo, y no tanto por su alto contenido en azúcares, sino porque al ingerirlas junto a la comida provocan que el gas continúe emergiendo en el interior del estómago provocando una dilatación excesiva, que si se vuelve costumbre provocará su ensanchamiento paulatino y la necesidad de ingerir mayores cantidades de comida para conseguir la misma sensación de saciedad que todos buscamos al comer.

Cómo eliminar los gases de una manera sanaAhora bien, cuando el problema se encuentra en la dificultad para la expulsión de los gases, problema que puede derivar en dolor agudo, existen otro tipo de remedios que podemos adoptar en cuanto aparezca el primer síntoma, para no dejar que se transformen en dolor, que es lo que ocurre cuando la inflamación del abdomen sobrepasa su capacidad para dilatarse, llegando en casos extremos o provocar la ulceración de las paredes intestinales.

8.- Jamás te tumbes después de ingerir alimentos, sobre todo si lo has hecho en cantidad. La famosa siesta, y eso no se cuenta por contravenir en cierta manera la costumbre y el convenio social, sobre todo en España, no es en absoluto beneficiosa, sobre todo si se realiza después de una comida copiosa. E igualmente ocurre cuando se cena mucho justo antes de irnos a la cama, algo que a veces resulta inevitable por nuestra ajetreada e insensata vida moderna. De hecho, hay un viejo dicho del refranero popular que dice: “A tantos mató la cena, como curó Avicena”.

Y es que, no sólo en el caso de los bebés hay que mantenerlos erguidos para una correcta expulsión de gases y digestión después se la ingesta de alimentos. También los adultos debemos adoptar esta posición para mantener la salud y minimizar el esfuerzo que hace nuestro organismo para la digestión.

Si se va a dormir después de ingerir alimentos, debemos hacerlo muy ligeramente, de lo contrario es muy probable que aparezcan molestos trastornos no sólo de gases en el organismo, sino otros más peligrosos como la gastritis, el reflujo de ácidos gástricos, y, la hernia de hiato, llegando en situaciones extremas a provocar la muerte por asfixia en aquellos casos en que los alimentos pasan al conducto respiratorio y lo obstruyen.

9.- Una infusión de manzanilla, anís o hinojo después de una comida de alto riesgo, al parecer, puede ayudar también a prevenir la aparición de los gases.

Cómo eliminar los gases de una manera sanaDentro de la categoría de los remedios podríamos incluir también al anís, y nos referimos a la planta, a esas bolitas que podemos encontrar en el campo, o comprar en herboristerías. En su formato de licor, no se han descrito reacciones favorables ni adversas de su aplicación para el malestar o dolor por gases.

10.- El jengibre si se ha descrito muy claramente. En infusión, masticado o una cucharadita de su ralladura sobre la comida, parece ser mano de santo para este tipo de trastornos.

11.- El yogurt renueva la flora. Si las molestias intestinales y los gases están asociados a problemas con la flora intestinal, ingerir yogurt natural, búlgaro o yacult también favorece su recuperación, y por consiguiente un retorno a la normalidad en cuanto a los gases.

12.- La pimienta, el ajo, el limón y el vinagre de manzana son alimentos que favorecen también el tracto intestinal y la digestión, disminuyendo como consecuencia la aparición de gases y molestias relacionadas.

Cómo eliminar los gases de una manera sana13.- La fruta, es esencial para una correcta nutrición, pero si tienes la suerte de encontrarte en algún país donde es frecuente encontrar agua de coco, cilantro y papaya, su ingestión es también tremendamente efectiva para paliar este tipo de problemas.

Como colofón a esta lista de consejos y remedios, os vamos a presentar a una gran desconocida culinaria que se encuentra, además, prácticamente en cualquier espacio verde donde mires, al menos en la geografía mediterránea. Esta gran incógnita presenta, entre sus increíbles propiedades beneficiosas, la de reducir los gases y las molestias gastrointestinales:

14.- El diente de león. La típica planta de flores amarillas cuyas semillas todos hemos soplado alguna vez de niños pidiendo un deseo, y que llamábamos “abuelitos”. Esta hierba de tallo lechoso, tiene unas hojas, que después de bien lavadas se pueden servir en ensalada o como condimento, y tiene unas propiedades que darían para otro artículo completo, entre las cuales se encuentra la de ser un excelente corrector aerofágico.

Carolus, tu webmaster

Microproyectos

Plantillas

Las más adaptables a cualquier dispositivo:

Sígueme

Encuéntrame en las redes más populares:

Facebook Twitter Linkedin Google+ Youtube Skype RSS