Login
Main menu

¿Qué hay detrás del ciberataque a la web "Ashley Madison? La noticia era otra!

Este artículo responde al aluvión de preguntas que ha suscitado la reciente noticia de que Ashley Madison, un sitio web de cibercitas extramatrimoniales ha sido atacado por "hackers" que, han logrado extraer la información que contiene su base de datos de carácter personal, concerniente a los usuarios registrados en ella, con la "intención" de publicarlos, una especie de "Wikileaks", pero en lugar de sobre los trapos sucios de la CIA y sus beneficiarios, en esta ocasión es sobre supuestos "cuernos" de ciertos famosillos y gente más o menos adinerada.

La gente no deja de preguntarme: ¿No que lo de los protocolos de seguridad eran inviolables? ¿Y esos desalmados hackers sólo se dedican a extorsionar a la gente? ¿Y no decías tú que las bases de datos son seguras? ¿Y también el vaticano tiene hackers? ¿No que no había hackers de derechas? Y seguido afirman cosas de sabiduría tan profunda como: "Se lo merecen por fornicadores y promiscuos esos cerdos machistas que utilizan ese tipo de páginas...", y cosas por el estilo.

La vida es corta, ten una aventuraPero es que esa noticia es falsa de base, lo que ha pasado se parece "un poco" a lo que todos los medios vienen repitiendo con los ojos cerrados. Pero la realidad es bien distinta.

Y es que la noticia está mal redactada como consecuencia de un malentendido fundamental: la "intención" de los hackers nunca ha sido la de fastidiar a los usuarios de los portales de ciber-citas-locas, ni mucho menos extorsionarlos, la intención de los hackers es cerrar esa puñetera web. Noticia que no tardará en llenar los titulares de la prensa freaky en cuanto los usuarios se vayan a cualquier otro portal de citas.

El resto de especulaciones y de relleno sensacionalista con que este tipo de noticias llegan al gran público es consecuencia de no tener a mano a alguno de esos diabólicos "hackers" a quién poder entrevistar de manera directa, y bueno, lo que sí que se hace es mirar los hechos desde lejos, desde la barrera, y contravenir lo que debería ser la labor periodística por excelencia, y que tanto se enfatiza en las academias para luego rara vez ser llevada a la práctica porque los directivos de prensa saben de números, no de periodismo, y sólo entienden de ejemplares vendidos.

Esto, por desgracia, es muy frecuente ya que a los medios les interesa más ser los primeros en dar a conocer ciertos hechos, aunque sea al revés, que en profundizar en un análisis que conduzca a la verdad sobre los mismos. Y cuando el periodismo "prima" a la primicia por encima de la investigación, lo que hace es el "primo". Y lo digo con todo el respeto, sobre todo ahora que parece haberse puesto de moda lo de matar a periodistas, a periodistas que investigan me refiero (los otros viven bien).

Claro, en países en vías de desarrollo permanente que están acostumbrados a la manipulación de la noticia hasta dejarla irreconocible, como en España o México (cito a éstos como ejemplos de encontrarse geográficamente en el hemisferio norte del planeta, y de pertenecer políticamente al hemisferio sur), en estos casos, el simple hecho de contar las cosas, aunque sea desde un punto de vista equivocado, ya es heroico.

La vida es corta, ten una aventuraPero yo no soy un hacker (ya me gustaría tener semejante conocimiento), ni mucho menos. Lo que voy a explicar es de puro sentido común, y se debe, básicamente a que me molestan las noticias incompletas.

Ashley Madison es un sistema de citas, una plataforma de encuentros entre desconocidos como podría ser una cafetería o la biblioteca pública, si es que tú ciudad tiene este, en estos tiempos, "carísimo" e "insostenible" servicio social. La diferencia que tiene Ashley Madison con el resto de portales de citas es, la manera fraudulenta y molesta que tiene de llegar a los usuarios.

Según la meta-descripción de este portal encontramos que "Ashley Madison is the online personals & dating destination for casual encounters, married dating, discreet encounters and extramarital affairs". Que, en cristiano viene a ser algo como "Ashley Madison es un lugar discreto en línea donde los casados pueden entablar tanto citas casuales como relaciones extramaritales".

Visto que un lugar tan pecaminoso haya sido hackeado o violado, impulsa a pensar que el brazo tecnológico de la Iglesia o el Islam haya intervenido para hacer justicia divina en la Tierra, o bien, que el "narco" se haya actualizado tecnológicamente tanto como para que ya haya ahora cibermafiosos hackeando servidores con el fin de extorsionar a las élites ciudadanas cómodamente desde su servidor proxi. O quizás haya un poco de ambos casos, tal vez el cártel de la Meca y el cártel del Vaticano hayan aparcado por un rato la guerra santa con el fin de castigar a la "concupiscencia" que reina en el planeta, pues al final del túnel, el que es "infiel", es "infiel", qué coño (qué más da).

La vida es corta, ten una aventuraPues bien, la noticia se puede enfocar como se quiera, pero los verdaderos hackers ni son extorsionadores profesionales ni persiguen al "infiel" porque dios les habla. Simplemente ha ocurrido aquí que alguien se ha cansado de la forma abusiva de hacer publicidad que tiene, o tenía, Ashley Madison, y ha gastado buena parte de su tiempo, puede que meses, de forma altruista y anónima para colarse en el servidor de estos sinvergüenzas, y darle la información que contiene a alguien capaz de publicarlo sin que le crucifiquen, ya que el que se mete a redentor termina crucificado, y de la crucifixión económica es muy difícil resucitar pasados los 40.

Realmente ha sido un acto algo muy heroico y lógico también. Deberían darle un "Honoris Causa" al que haya logrado quitarnos, a todos los amantes del ciberporno, la odiosa publicidad de Ashley Madison, que saltaba cada vez que hacías un clic en un botón de "play", o en la barra de desplazamiento, o en el botón de cerrar cualquier ventanuca de publicidad digamos "normal", que suele haber en cualquier página de porno gratuito ya que de algo tienen que vivir los que hacen este tipo de webs.

Y eso es, o era (espero), el abuso. Ver porno se había convertido en una lucha permanente cerrando las puñeteras ventanas de Ashley Madison, que emergen, o emergían, cada vez que clicabas ya casi en cualquier parte de la página web que estabas viendo. Hay muchas webs porno que son "chungas", es decir, que te piden registrarte, o el número de teléfono o que te cobran de un modo u otro, pero éstas a las que Ashley Madison había invadido eran precisamente de las de toda la vida, las webs que cualquier freaky sabía que eran seguras y que te dejaban ver todo el porno del mundo de forma gratuita y rollos raros, y que se habían hecho impracticables (sobre todo para los neófitos) por la publicidad abusiva de Ashley Madison.

Los verdaderos aficionados al deporte del ciberporno comprendemos bien esta desagradable experiencia, y de parte de todos ellos quisiera darle desde aquí las gracias al hacker que por fin nos va a hacer olvidar este portal de citas premiun. No se si encontrarían "premio", o no, los usuarios de Ashley Madison. Lo de premiun es por lo "carísimoo" que era estar ahí.

La vida es corta, ten una aventuraHay un montón de portales para golfos y golfas adinerados, así que, que nadie se me preocupe, no se pierde nada con Ashley Madison. Y bueno, para los del KKK de cualquier religión cabe también decirles que tampoco se pierde nadie el dichoso perdón de dios, ya que son peores pecados la guerra, la corrupción y el silencio.

Quizás no es delito expropiar a familias enteras todos sus bienes por una deuda que han creado sus expropiadores, ni tampoco sea delito el dejar en el paro o en trabajos verdaderamente indigentes a la mayor parte de la población activa de un país, ni sea delito condenar de antemano a la miseria a la mayor parte de la comunidad universitaria porque alguien ha decidido que es más conveniente mantener a la gente sumida en la ignorancia.

Delitos no son, y pecados se ve que tampoco, pero si son el peor atentado a la dignidad humana que ha habido desde Hiroshima y Nagasaki, y que van superar con creces a los holocaustos británico, español y alemán, todos juntos.

Actos como el ataque a Ashley Madison puede que no cambien mucho nuestra eterna condición de becerros sumisos ordeñables hasta el hueso y esquilables, pero son, al menos, el gol de la honrilla que está avisando de que Internet no va a ser terreno de impunidad en el que se han movido hasta ahora las mafias del sistema financiero y la casta del ojo cerrado que se encuentra en la cúspide de la pirámide de la iniquidad, la pirámide invertida del dios dinero que todo lo ciega. Pervertido o perverso no es aquel que ve porno ni el que quiera ampliar sus relaciones, sino aquel que no respeta el derecho ajeno.

Puede que Ashley Madison tenga a muchos informáticos en plantilla trabajando para no morir por este atentado, pues tienen todos los medios para sufragar este tipo de eventualidades, pero seguramente tendrán que cambiar de nombre y, sobre todo, de estrategia publicitaria, pues al menos ya saben que si reinciden, siempre habrá alguien dispuesto a colarles un script para fastidiarles tanto como nos han venido fastidiado a todos.

Si lo deseas puedes leer aquí esta noticia tal como fue publicada en los medios (BBC).

Comentarios   

0 #2 Regan 14-03-2016 08:16
My spouse and I absolutely love your blog and find most of your post's to be just what
I'm looking for. Would you offer guest writers to write content
for yourself? I wouldn't mind publishing a
post or elaborating on most of the subjects you write
about here. Again, awesome web site!
Citar
0 #1 Berniece 14-03-2016 04:31
Having read this I believed it was extremely informative. I appreciate you
taking the time and effort to put this content together.

I once again find myself spending way too much
time both reading and leaving comments. But so what, it was still worthwhile!
Citar

Microproyectos

Plantillas

Las más adaptables a cualquier dispositivo:

Sígueme

Encuéntrame en las redes más populares:

Facebook Twitter Linkedin Google+ Youtube Skype RSS