Login
Main menu

C.S.I.C. - Ciencia

  1. 21/01/2019

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa .pdf

    Imágenes

    Un estudio realizado por investigadores de España, Japón y Reino Unido en la Cueva Bajondillo, situada en la localidad malagueña de Torremolinos, ha revelado que los humanos modernos reemplazaron a los neandertales hace unos 44.000 años. El trabajo, en el que participan científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), señala que esta sucesión en la Iberia meridional es un fenómeno temprano en el contexto de la Europa occidental, en contra de lo que se mantenía hasta la fecha. El trabajo se publica en la revista Nature Ecology&Evolution.

    Mapa con una selección de los primeros yacimientos arqueológicos auriñacienses en Europa occidental, donde puede verse en el sur de la península Ibérica la Cueva Bajondillo (Málaga). Representación de industria lítica y cráneo de neandertal (izq.) y humano moderno (dcha.).

    Europa occidental es, según los investigadores, una zona clave para fechar el reemplazo de los neandertales por parte de los humanos modernos ya que los primeros se asocian a industrias musterienses (nominadas a partir del yacimiento neandertal de Le Moustier, en Francia) y los segundos con las auriñacienses (denominadas así por el yacimiento francés de Aurignac). Hasta ahora, las dataciones radiocarbónicas disponibles en Europa occidental databan la conclusión del reemplazo en torno a hace 39.000 años, si bien en el sur de la península Ibérica la pervivencia de las industrias musterienses y, por tanto, los neandertales, se prolongaría hasta los 32.000 años, no existiendo en la zona evidencias del Auriñaciense temprano que se documentaba en Europa.

    Las nuevas dataciones, sin embargo, acotan esta sustitución en un rango de entre 45.000 y 43.000 años antes del presente, lo que plantea interrogantes sobre una tardía pervivencia de los neandertales en el sur de Iberia. Los investigadores apuntan a que serán necesarias nuevas investigaciones para determinar si las nuevas fechas evidencian una desaparición más temprana de los neandertales en todo el sur peninsular o escenarios más complejos de coexistencia “en mosaico” entre ambos grupos durante milenios.

    Sin relación con eventos climáticos extremos

    Los resultados del estudio demuestran que la implantación de los humanos modernos en Cueva Bajondillo se encuentra desligada de fenómenos de frío extremo, los llamados eventos Heinrich, al ser posterior a las fechas que se conocen del evento más próximo (39.500 años). En el mapa, en blanco, se aprecia la máxima extensión de hielo durante el Último Máximo Glacial. “Los eventos Heinrich representan las más intensas y variables condiciones climáticas en Europa occidental a escala de milenio  pero en esta región costera del Mediterráneo no parecen estar implicados en la transición del Mousteriense al Auriñaciense”, comenta Francisco Jimenez, investigador del CSIC en el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra.

    La localización de la Cueva Bajondillo apunta a los corredores costeros como ruta preferente en la dispersión de los primeros humanos modernos. Chris Stringer, investigador del Museo Nacional de Historia de Londres (Reino Unido) y coautor del estudio, afirma: “Encontrar un Auriñaciense tan temprano en una cueva tan próxima al mar refuerza la idea de que la costa mediterránea constituyó una ruta para los humanos modernos que penetraron en Europa. Se refuerzan así las evidencias que apuntan a que hace más de 40.000 años los Homo sapiens se habían dispersado rápidamente por gran parte de Eurasia”. 

    Por su parte, Arturo Morales-Muñiz, científico de la Universidad Autónoma de Madrid, sugiere que las evidencias de la Cueva Bajondillo contribuirán a atraer la atención sobre el papel que ha desempeñado el Estrecho de Gibraltar como ruta potencial de dispersión de los humanos modernos que salieron de África.  

    • M. Cortés-Sánchez, F. J. Jiménez-Espejo, M. D. Simón-Vallejo, C. Stringer, M. C. Lozano Francisco, A. García-Alix, J. L. Vera Peláez, C. Odriozola Lloret, J. A. Riquelme-Cantal, R. Parrilla Giráldez, A. Maestro González, N. Ohkouchi y A. Morales-Muñiz. An early Aurignacian arrival in southwestern Europe.Nature Ecology&Evolution. DOI: 10.1038/s41559-018-0753-6
  2. 21/01/2019

    DESCARGA DE MATERIAL

    Agenda

    Jueves 24

    Acto de inauguración de las XV Jornadas Científicas del Instituto Universitario de Materiales de Alicante.

    Resumen: El Instituto Universitario de Materiales de Alicante celebra las XV Jornadas Científicas, realizadas en el año 2019 en homenaje al profesor Enrique Louis Cereceda. Asiste al acto de inauguración la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez.

    Lugar y hora:

    Salón de Actos del Edificio de Institutos de la ampliación del Campus (IUMA). Avenida de los Castros s/n, San Vicente del Raspeig (Alicante). 9h.

    Viernes 25

    Acto de firma para la cesión de espacios para la ubicación de la Delegación del CSIC en Asturias.

    Resumen: Coincidiendo con la inauguración del foro Ciencia y empresa. Generando futuro, se llevará a cabo la firma para la cesión de espacios y la presentación de la Delegación del CSIC en Asturias. Asisten al acto la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez; la vicepresidenta adjunta de Transferencia de Conocimiento del CSIC, Ángela Ribeiro; y la delegada institucional del CSIC en Asturias, Ángeles Gómez Borrego.

    Lugar y hora: Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Oviedo. Calle Quintana 32, Oviedo. 12h.

    Sábado 26

    Acto de nombramiento hija predilecta de Cudillero a la presidenta del CSIC, Rosa Ménendez.

    Resumen: La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez, natural de Corollos (Asturias), será nombrada hija adoptiva de la localidad asturiana de Cudillero.

  3. 18/01/2019

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (PDF)

    Un equipo de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha propuesto una explicación teórica para la superconductividad observada experimentalmente en bicapas de grafeno giradas. El entendimiento teórico de este fenómeno, la existencia de corriente eléctrica sin pérdida de energía, podría llevar a nuevos diseños que amplíen las posibilidades de la superconductividad. Los resultados de este estudio han sido publicados en la revista Physical Review Letters.


    Estructura de la bicapa de grafeno girada.

    “El descubrimiento experimental de la superconductividad en bicapas de grafeno giradas ha causado un gran revuelo por ser la primera vez que se observa este fenómeno en un material bidimensional derivado del grafeno, hecho puramente de carbono. Esto también representa un cambio de paradigma: generalmente la observación de fenómenos físicos exóticos requiere de materiales con cierta complejidad química, mientras que aquí esta se ve reemplazada por la complejidad estructural de las bicapas de grafeno giradas, donde sólo interviene el carbono”, explica el investigador del CSIC Tobias Stauber, del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid.

    Los resultados de este trabajo podrían ayudar a entender la física de los materiales superconductores de alta temperatura, cuya descripción sigue siendo uno de los mayores desafíos de la física teórica desde su descubrimiento hace 30 años. “Existe la  esperanza de encontrar en un futuro sistemas con tres o más capas de grafeno, o de otros materiales bidimensionales, que puedan dar pie a superconductividad a temperaturas mucho mayores”, añade el investigador del CSIC José González, del Instituto de Estructura de la Materia.

    Desde el descubrimiento de estos superconductores a altas temperaturas, una de las ideas que motiva la investigación en física de materiales es la búsqueda de estados que puedan ser superconductores a temperatura ambiente. “Para poder guiar esta investigación, es imprescindible contar con construcciones teóricas como la que nosotros proponemos en el artículo. Si se pudiera conseguir un estado superconductor a temperatura ambiente, ello conllevaría grandes avances tecnológicos, como por ejemplo el poder transportar y almacenar energía eléctrica sin pérdidas”, concluye Stauber.

     

    • J. González and T. Stauber. Kohn-Luttinger superconductivity in twisted bilayer graphene. Physical Review Letters.
  4. 17/01/2019

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (pdf)

    Imagen (jpeg)

    Las aves mantienen una relación dinámica de coevolución con los ácaros de sus plumas, según revela un estudio genético realizado con participación de investigadores de la Estación Biológica de Doñana, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuyos resultados se publican en la revista Molecular Ecology.

    “Este estudio revela que el salto –o colonización- de simbiontes (en este caso, ácaros de las plumas) hacia otras especies de hospedadores es un fenómeno prevalente incluso en simbiontes muy específicos de especies concretas, lo que indica que los sistemas hospedador-simbionte coevolucionan y se codiversifican de forma dinámica”, explica Roger Jovani, investigador del CSIC en la Estación Biológica de Doñana.

    Ejemplar de ácaro de la especie ‘Trouessartia bifurcata’. /Heather Proctor (University of Alberta)

    En este trabajo se ha realizado un estudio genético masivo de las asociaciones entre los ácaros de las plumas y las aves (unos 25.500 ácaros analizados en 1.100 aves) con objeto de detectar individuos de ácaro en especies de hospedador inesperadas. “Los resultados muestran que, sorprendentemente, un 7,4 % de los hospedadores y un 4.8 % de los ácaros formaban parte de asociaciones inesperadas”, indica Jovani.

    El investigador explica que “además, se han encontrado patrones no azarosos detrás de las asociaciones inesperadas que evidencian la relevancia de factores ecológicos en la regulación de estas dinámicas: una frecuencia mayor dentro de los módulos de la red ecológica ácaro-ave y tamaños similares entre especies de hospedador que compartían una especie de ácaro inesperado”.

    Este trabajo modifica la creencia tradicional de que la relación de los simbiontes con sus hospedadores era altamente estable a escala ecológica y evolutiva. “Por ejemplo, en el caso de simbiontes específicos de cada hospedador (los que se asocian con muy pocas especies de hospedadores), se suponía que la colonización o salto hacia nuevas especies de hospedadores era un fenómeno sumamente raro y que, por tanto, los procesos de coevolución estrecha y coespeciación debían ser los principales responsables de sus dinámicas ecoevolutivas”, indica Jorge Doña, autor principal del estudio, actualmente jefe de I+D de AllGenetics e investigador postdoctoral de la Universidad de Illinois (EEUU).

    Los ácaros de las plumas son simbiontes permanentes de las aves (realizan todo su ciclo de vida sobre su hospedador). Son simbiontes altamente específicos de un hospedador, donde cada especie de estos ácaros vive en una o pocas especies de aves, por lo que se suponía que mantenían una relación altamente estable con sus hospedadores a escalas ecológicas y evolutivas.

    “Sin embargo, estudios recientes a escala evolutiva han encontrado que el proceso de especiación por salto de hospedador (especiación al llegar a una nueva especie de hospedador), y no el de coespeciación (especiación del simbionte después de la especiación de su hospedador), es el principal proceso detrás de la diversificación de estos simbiontes”, añade Jovani.

    La relevancia de los simbiontes

    Los simbiontes (parásitos, comensalistas y mutualistas que mantienen una asociación íntima con sus hospedadores) conforman el grupo de organismos más abundante y diverso del planeta y son cruciales para la estabilidad de los ecosistemas. De este modo, el estudio de los aspectos ecológicos y evolutivos de los simbiontes es vital para entender procesos como la emergencia de enfermedades infecciosas, la aparición de plagas en los cultivos o el efecto del cambio climático sobre la biodiversidad.

    • Jorge Doña, David Serrano, Sergey Mironov, Alicia Montesinos-Navarro, and Roger Jovani. Unexpected bird-feather mite associations revealed by DNA metabarcoding uncovers a dynamic ecoevolutionary scenario. Molecular Ecology. DOI: 10.1111/mec.14968 
  5. 17/01/2019

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (PDF)

    Imagen (JPG)

    El fin de la vida de las estrellas depara escenarios plácidos en el caso de las estrellas de baja masa, como el Sol. No así en el de las estrellas muy masivas, que sufren eventos explosivos tan intensos que pueden superar en brillo a toda la galaxia que las alberga. Un grupo internacional de astrónomos ha estudiado en detalle el fin de una estrella de gran masa que ha producido un estallido de rayos gamma (GRB) y una hipernova, lo que ha permitido detectar un nuevo componente en este tipo de fenómenos. El estudio, publicado en la revista Nature, aporta el eslabón para completar el relato que vincula las hipernovas con los estallidos de rayos gamma.

    Representación de la hipernova. La interacción del chorro con las capas externas de la estrella forma una envoltura que rodea la cabeza del chorro y comienza a propagarse lateralmente con respecto a la dirección del chorro. El chorro es capaz de perforar completamente la envoltura de la estrella madre, emitiendo la emisión gamma de alta energía, responsable de GRB. Fuente: Anna Serena Esposito.

    “En 1998 se detectaba la primera hipernova, una versión de las supernovas muy energética, que siguió a un estallido de rayos gamma y que supuso la primera evidencia de la conexión entre ambos fenómenos”, apunta Luca Izzo, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que encabeza el estudio.

    El escenario propuesto para explicar el fenómeno involucraba una estrella de más de veinticinco masas solares que, al agotar su combustible, sufre un proceso de colapso del núcleo. Al derrumbarse sobre sí mismo, el núcleo genera un agujero negro o una estrella de neutrones y, al tiempo, surgen dos chorros polares de materia que atraviesan las capas externas de la estrella y que, al emerger al medio, producen estallidos de rayos gamma. Finalmente se produce la explosión de hipernova, que puede ser decenas de veces más intensa que una supernova.

    Pero, aunque tras veinte años de estudio la relación entre los estallidos de rayos gamma y las hipernovas parece inequívoca, no se cumple en sentido contrario, ya que se han detectado varias hipernovas que no llevan asociados estallidos de rayos gamma. “Este trabajo ha permitido hallar el eslabón perdido entre estos dos subtipos de hipernova en la forma de un nuevo componente: una especie de envoltura caliente que se forma en torno al chorro según se propaga a través de la estrella progenitora –apunta Izzo–. El chorro transfiere una parte importante de su energía a la envoltura y, si logra atravesar la superficie de la estrella, producirá la emisión de rayos gamma que identificamos como estallido de rayos gamma”.

    Sin embargo, el chorro puede malograrse dentro de la estrella y no emerger al medio al carecer de energía suficiente, circunstancia en la que se produce una hipernova pero no un estallido de rayos gamma. Así, la envoltura detectada en esta investigación supone el enlace entre los dos subtipos de hipernova estudiados hasta ahora, y estos “chorros sofocados” (del inglés choked-jets) explicarían de forma natural las diferencias.

    La historia del evento

    El 5 de diciembre se detectaba el estallido GRB171205A en una galaxia situada a apenas quinientos millones de años luz de la Tierra, lo que lo convierte en el cuarto estallido de rayos gamma más próximo conocido. “Fenómenos de este tipo ocurren de media una vez cada diez años, así que enseguida comenzamos una intensa campaña de observación con el Gran Telescopio Canarias para observar la hipernova emergente desde las primeras fases”, apunta Christina Thöne, investigadora del Instituto de Astrofísica de Andalucía que participa en el hallazgo. “De hecho, se trata de la detección más temprana de una hipernova hasta la fecha, menos de un día después del colapso de la estrella”.

    Y, en efecto, enseguida se observaron las primeras evidencias de la presencia de una hipernova. “Esto fue posible gracias a que la luminosidad de los chorros era mucho más débil de lo normal, ya que por lo general los eclipsan la emisión de la supernova durante la primera semana”, señala Antonio de Ugarte Postigo, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía que participa en el hallazgo. “Se trataba, sin embargo, de una hipernova peculiar, ya que mostraba velocidades de expansión muy altas y unas abundancias químicas diferentes a las registradas en eventos similares”.

    Esta peculiar composición química y las velocidades asociadas encajan con la existencia de un chorro rodeado de una envoltura que se abre camino en la superficie de la estrella, algo que se había predicho con anterioridad pero que aún no se había observado. La envoltura que acompaña al chorro durante los primeros días arrastra material desde el interior de la estrella, y en el caso estudiado permitió determinar su estructura química. Pasados unos días, esta componente desapareció y la hipernova evolucionó de forma similar a las observadas anteriormente.

    La energía total emitida por la envoltura fue superior a la del estallido de rayos gamma, lo que implica que el chorro depositó gran parte de su energía en ella. Pero también muestra que la energía del estallido de rayos gamma depende de la interacción del chorro con el material estelar y de esta nueva componente, la envoltura. Y, además, pone de manifiesto la necesidad de revisar los modelos: “Mientras que el modelo estándar de supernovas de colapso de núcleo conduce a explosiones casi esféricas, la evidencia de una emisión tan energética producida por una envoltura de este tipo sugiere que el chorro juega un papel importante en las supernovas con colapso central, y es necesario que tengamos en cuenta la función del chorro en los modelos de explosión de supernovas”, concluye Izzo.

     

    • L. Izzo et al. Signatures of a jet cocoon in early spectra of a supernova associated with aγ-ray burst. Nature. DOI: 10.1038/s41586-018-0826-3

Microproyectos

Plantillas

Las más adaptables a cualquier dispositivo:

Sígueme

Encuéntrame en las redes más populares:

Facebook Twitter Linkedin Google+ Youtube Skype RSS