Login
Main menu

C.S.I.C. - Ciencia

  1. 16/11/2018

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (.pdf)

    Fotografía(.jpg)

    El buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, operado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha partido esta mañana del Puerto de Vigo, donde tiene su base de operaciones, para participar en la XXXII Campaña Antártica Española. Su objetivo, una vez en la Antártida, será dar apoyo logístico a las bases antárticas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla, además del desarrollo de dos proyectos científicos.

    El buque ha sido despedido por el secretario de Coordinación de Política Científica y presidente del Comité Polar, Rafael Rodrigo; el delegado del CSIC en Galicia, Eduardo Pardo de Guevara; el director de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, Jordi Sorribas; la representante de la Agencia Estatal de Investigación Lourdes Armesto, y el general de Brigada del Ejército de Tierra, Alfredo Pérez Aguado, entre otras autoridades y representantes de las entidades participantes en la campaña.

    El Sarmiento de Gamboa es una de las cuatro infraestructuras, junto con el buque oceanográfico Hespérides y las Bases Antárticas Españolas Gabriel de Castilla y Juan Carlos I, que facilitarán el desarrollo de los 24 proyectos científicos que contempla la Campaña 2018-2019.

    El buque, que ya participó en las campañas Antárticas 2014-2015 y 2015-2016 apoyando logísticamente el proyecto de remodelación de la Juan Carlos I, apoyará las aperturas de las dos bases, previstas los próximos 20 y 22 de diciembre, respectivamente. En total estará 65 días en la Antártida, aportando apoyo logístico y albergando el desarrollo de dos proyectos de investigación.

    Las bases antárticas españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla estarán abiertas alrededor de 100 días y acogerán a 130 personas, entre personal científico y técnico. Será una de las campañas más internacionales, ya que contará con el apoyo y la participación de científicos de 15 nacionalidades distintas (Alemania, Austria, Brasil, Bulgaria, Colombia, Eslovenia, Estados Unidos, Indonesia, Italia, Perú, Portugal, Chile, Noruega, Reino Unido, Rusia y Uruguay), tanto en las bases como en los buques.

    Para la campaña que se inicia ahora, el CSIC, con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, ha actualizado el equipamiento del buque. “Hemos puesto el foco en la seguridad del personal embarcado para cumplir con la certificación de categoría C dentro del nuevo Código Polar de la Organización Marítima Internacional. Esto supone que el Sarmiento de Gamboa es el primer barco español en ser certificado bajo este código, que obliga a los buques que tengan intención de navegar en aguas polares a que cumplan ciertos requerimientos”, ha indicado Jordi Sorribas, director de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC.

    La participación del CSIC

    El CSIC participa en la campaña antártica con cinco proyectos de investigación, que movilizarán a una quincena de investigadores procedentes de varios centros. El Museo Nacional de Ciencias Naturales participa con dos proyectos, uno sobre el estudio de los tapetes criptogámicos en las zonas polares, y otro proyecto sobre la ecología de los pingüinos y sus capacidades para la búsqueda de alimento en el ámbito del cambio climático.

    También forman parte del proyecto científicos del Instituto de Ciencias del Mar, con una investigación sobre el estudio e influencia de los aerosoles marinos en las zonas polares y sus interacciones con la atmósfera. Por otro lado, el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera realizará estudios sobre el efecto de las grandes erupciones volcánicas sobre el clima global. Por último, el Observatorio del Ebro (centro mixto entre la Universitat Ramón Llull y el CSIC) continuará con la gestión del observatorio geofísico de la Isla Livingston, dependiente de la BAE Juan Carlos I.

    Tanto la Juan Carlos I, como el Sarmiento de Gamboa, son dos de las infraestructuras gestionadas íntegramente por el CSIC en las que se desarrollará esta campaña antártica. Por sus particulares dimensiones, características y modelo de gestión, forman parte del Mapa de Infraestructuras Científicas y Tecnológicas Singulares (ICTS) promovidas y financiadas por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

    El CSIC cuenta, además, con la Unidad de Tecnología Marina, cuyo objetivo fundamental es ofrecer a la comunidad científica la instrumentación y los servicios tecnológicos necesarios para que los proyectos que se desarrollan en las ICTS buques y bases utilicen las tecnologías más innovadoras. Ésta se encarga de la gestión logística y tecnológica de tres ICTS: el Hespérides, el Sarmiento de Gamboa, y la BAE Juan Carlos I, de la gestión integral de los buques oceanográficos García del Cid y Mytilus.

    El Sarmiento de Gamboatiene ya una década de trayectoria, en la que ha completado más de 70 misiones en campañas y proyectos sobre diversas áreas de la investigación marina; y ha recorrido más de 250.000 millas náuticas, lo que sería equivalente a dar la vuelta al mundo por el ecuador diez veces. Fue construido en los Astilleros Freire de Vigo en virtud del convenio suscrito en diciembre de 2003 por el entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología, el CSIC y la Xunta de Galicia, con una inversión de 22 millones de euros. Cuenta con las tecnologías más avanzadas.

    Desde su primera campaña (2007), el buque ha completado con éxito más de 75 proyectos, alcanzando en muchas ocasiones hitos destacables, entre los que figuran el despliegue del primer laboratorio submarino, (GEOSTAR), para alertas de tsunamis en el Golfo de Cádiz;  el despliegue e instalación del primer laboratorio submarino cableado de España, (OBSEA), en la costa catalana; la participación en el estudio del impacto del cambio global y la biodiversidad del océano en el marco de la expedición de circunnavegación Malaspina 2010, o la obtención por primera vez de imágenes corticales de la zona de colisión entre Eurasia y África.

    El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la Agencia Estatal de Investigación, financia 18 de los proyectos de investigación que se realizarán durante esta campaña. En esta campaña, que se prolongará hasta finales de marzo de 2019, participarán 280 personas, investigadores e investigadoras de 15 universidades españolas y 9 institutos y centros de investigación y personal técnico, tripulaciones y dotaciones de bases y buques. 


    Foto de familia de las autoridades asistentes al acto de partida./ CSIC

  2. 15/11/2018

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (PDF)

    El Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España ha entregado este jueves en Bilbao el premio a la Excelencia Química 2018 a la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez. El galardón reconoce la trayectoria profesional de Rosa Menéndez en defensa de la ciencia en general y de la química en particular. El acto de entrega, organizado por el Foro Química y Sociedad, coincide con la celebración del Día de la Química.

    Rosa Menéndez recoge el premio de manos de Antonio Macho, decano‑presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España. / Foro Química y Sociedad

    “El haberme dedicado a la investigación tengo que confesaros que me sobrevino sin haber sido mi objetivo inicial. Porque pensaba dedicarme a la enseñanza. Pero pronto el mundo de la ciencia me sedujo de un modo irremediable. El carbón no era negro: adquiría unas formas increíbles al microscopio en la figura de sus componentes orgánicos. Eran capaces de generar unos materiales de alegres colores y propiedades increíbles mediante diversos tratamientos. Y así llegué al grafeno y los materiales grafénicos”, ha explicado la presidenta el CSIC.

    Durante su intervención en la biblioteca municipal de Bidebarrieta, donde ha tenido lugar la ceremonia de entrega, Rosa Menéndez, que cumple en estas fechas un año al frente del CSIC, ha destacado también que la química siempre le ha acompañado y “sigue estando presente en esta nueva etapa” de su vida. “De hecho, en la estrategia de futuro del CSIC está la química como pilar integrador”, ha añadido.

    El acto ha acogido también la entrega del premio ANQUE 2018, concedido por la Asociación Nacional de Químicos de España, a la presidenta y consejera delegada de HP, Helena Herrero, en reconocimiento a toda su carrera profesional.

    El encuentro, enfocado en la química y su aplicación a la innovación industrial, ha contado con la presencia del presidente del Foro Química y Sociedad, Carlos Negro, la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco, Cristina Uriarte, y el decano presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España, Antonio Macho.

     

  3. 15/11/2018

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (.pdf)

    Documentación(.pdf)

    Fotografías(enlace de descarga)

    El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación General CSIC (FGCSIC) han presentado este jueves, 15 de noviembre, la segunda edición del programa ComFuturo. Se trata de una iniciativa de colaboración público-privada que pretende captar y mantener en el sistema español de ciencia y tecnología el mejor talento joven investigador y posibilitar que desarrolle proyectos de alcance en centros del CSIC.

    15 jóvenes científicos han sido seleccionados para desarrollar sus investigaciones de entre más de 100 candidaturas. El programa, con una dotación global de dos millones de euros, está apoyado por seis entidades comprometidas con la investigación y la innovación: Banco Santander, a través de Santander Universidades, aporta un tercio del total, que se complementa con contribuciones de Acerinox, Fundación Cepsa, Fundación Domingo Martínez, Naturgy y Suez.

    El acto de presentación en rueda de prensa ha contado con la participación del vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del CSIC, Jesús Marco; el director de la Fundación General CSIC, Álvaro Giménez; el director de Impacto Social de Santander Universidades, Javier López; el investigador de la primera edición de ComFuturo, Carlos Sabín, así como de la investigadora de la segunda edición de este programa, Eva Jiménez.

    Las ayudas incluyen un contrato laboral para el investigador ComFuturo (salario, 31.600 euros brutos anuales) y una dotación anual de 5.000 euros para gastos asociados al desarrollo del proyecto, que se complementa con otros 5.000 euros anuales aportados por el centro del CSIC en el que se lleva a cabo la investigación.

    Cinco de los proyectos seleccionados en esta segunda edición están relacionados con la sostenibilidad medioambiental: dos para el desarrollo de biofertilizantes ecológicos; otro de baterías para el almacenamiento sostenible de energía; el cuarto para la fabricación de nanocomponentes electrónicos; y, por último, un proyecto para estudiar nuevas rutas de biodegradación del plástico marino.

    A ellos se unen tres investigaciones vinculadas a la agricultura: una para averiguar cómo producir frutales resistentes a la sequía; otra para incrementar la producción de los cultivos mediante genes y, por último, otra destinada a la obtención de vino bajo en alcohol. Por otro lado, hay dos proyectos centrados en la detección de sustancias tóxicas; otros dos relacionados con los sistemas de computación del futuro; uno centrado en desarrollar material de construcción inteligente; otro orientado a estudiar una enfermedad que afecta a la conservación de piezas históricas de vidrio, y, por último, se desarrollará otra investigación relacionada con la industria petroquímica.

    Una alianza clave

    El programa se articula en torno al compromiso de la iniciativa privada con los valores del programa, los cuales sustentan el desarrollo de proyectos de investigaciónoriginales, innovadores y con alta aplicabilidad.

    “El programa Comfuturo es un ejemplo de encuentro público-privado que nos está permitiendo dirigir el talento, y las ideas, de algunos de nuestros mejores científicos jóvenes hacia retos de alto impacto social. Hay que agradecer a los patronos de la Fundación y a las empresas y entidades colaboradoras de ComFuturo su apoyo y, sobre todo, animar también al sector privado a plantearnos nuevos desafíos, ya que la experiencia, de más de tres años, está demostrando que es una forma de lograr resultados muy valiosos en líneas de investigación de frontera”, ha declarado el vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del CSIC.

    Por su parte, el director de la Fundación General CSIC ha señalado: “ComFuturo permite que jóvenes doctores, que ya cuentan con unas sólida formación y experiencia, y que se encuentran en una etapa vital de alta creatividad, puedan aplicar sus capacidades a la resolución de problemas de interés industrial y social. La primera edición ha sido un éxito que ha permitido que la mayoría de los investigadores hayan podido consolidar sus carreras científicas con la obtención de plazas de científico titular del CSIC, investigador Ramón y Cajal, profesor en universidades extranjeras, contratado por agencias europeas, etcétera”.

    Javier López Martínez, director de Impacto Social de Santander Universidades, ha destacado: “Para Banco Santander, invertir en ciencia e investigación e impulsar el talento, es clave para el progreso social y la construcción de un futuro sostenible y mejor para todos”.

    ComFuturo en cifras

    Hasta el momento, el programa ComFuturo ha dado lugar a 92 publicaciones (87 artículos científicos y  5 capítulos de libro), que se han publicado en 53 revistas especializadas (la mayoría de ellas con un gran impacto). Asimismo, se han registrado cuatro solicitudes de patentes y un modelo de utilidad en el marco de esta iniciativa.

    ComFuturo fue seleccionado en 2016 por parte de Enterprise 2020, la línea de acción de la Estrategia Europea de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de la Comisión Europea, como “actuación colaborativa de alto impacto, que contribuye a mejorar la empleabilidad y a fomentar un empleo de calidad entre los jóvenes españoles”.


    Foto de grupo tras la presentación de la segunda edición de ComFuturo./ CSIC

     

  4. 15/11/2018

    DESCARGA DE MATERILA

    Nota de prensa .pdf

    Imagen .jpg

    Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares han descubierto que el control eficaz de la hipertensión arterial mediante el uso de fármacos anti-hipertensivos evita el desarrollo del hematoma intramural áortico, una enfermedad grave y potencialmente mortal. La investigación ha permitido además identificar distintas proteínas implicadas en esta enfermedad y sus autores han generado un modelo preclínico para el estudio del hematoma intramural, lo que facilitará la evaluación de fármacos para su tratamiento. Este trabajo, que se publica en la revista Nature Communications, ha sido codirigido por los investigadores Miguel Campanero, científico del CSIC en el Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, y Juan Miguel Redondo, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares.

    Imagen microscópica de hematoma intramural en el modelo preclínico de la enfermedad. / CSIC-CNIC

    El hematoma intramural consiste en una acumulación de sangre dentro de la pared de la aorta sin disección (desgarro) de su capa íntima (la capa más interna, en contacto con el torrente circulatorio). En los pacientes afectos, el hematoma intramural puede, en su fase aguda, reabsorberse espontáneamente o evolucionar con rapidez a disección aórtica en su fase aguda, explican los investigadores. Por otro lado, la evolución más común a largo plazo de esta enfermedad conduce hacia el desarrollo de un aneurisma, es decir, una dilatación o ensanchamiento anómalo de una porción de la aorta, que también puede provocar su rotura y, por lo tanto, la muerte del paciente.

    Tanto el hematoma intramural como el aneurisma son patologías indolentes que ocasionan una sintomatología mínima o casi nula, señala Redondo, pero debido al riesgo de desgarro súbito que comportan, “requieren un diagnóstico precoz y certero, un seguimiento riguroso tras su detección y un tratamiento adecuado”, afirma Campanero. Dado que no existen tratamientos farmacológicos validados que prevengan la evolución desfavorable, el tratamiento quirúrgico es el único eficaz, particularmente para los hematomas de mayor tamaño y los que afectan a segmentos iniciales de la aorta. Sin embargo, la cirugía no está exenta de riesgo. Por ello, subrayan los autores del trabajo, “resulta imprescindible identificar los mecanismos responsables de la formación del hematoma intramural con objeto de desarrollar fármacos que prevengan de forma eficaz su progresión catastrófica”.

    Los investigadores han generado un modelo animal que reproduce con un alto grado de fidelidad muchas de las características de la enfermedad humana y que ha permitido profundizar en los mecanismos moleculares involucrados en la formación y evolución del hematoma intramural. De esta forma, han descubierto que la presión arterial elevada es un detonante de esta patología. El investigador del CSIC explica: “Hemos descubierto que los ratones en los que inducimos la deficiencia de la proteína Rcan1 en edad adulta son extraordinariamente sensibles a la formación del hematoma intramural en la arteria aorta y a su posterior rotura en respuesta a diversos estímulos que aumentan la presión arterial”. Por otra parte, Redondo añade, “nuestro estudio muestra que diversos fármacos usados habitualmente para reducir la presión arterial en humanos y en ratones previenen completamente la formación del hematoma intramural en el modelo preclínico que hemos generado”.

    Mecanismos moleculares

    Los investigadores han analizado también los mecanismos moleculares involucrados en la formación del hematoma intramural. Así, los resultados de la investigación demuestran que al inducir la deficiencia de Rcan1 en las células de la pared vascular se activa la proteína MLC (cadena ligera de miosina), la cual está implicada en la constricción de los vasos. El estudio, aseguran, muestra que “la inhibición farmacológica de la activación de MLC previene eficientemente la formación del hematoma intramural”.

    En colaboración con la Unidad de Proteómica del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, los investigadores han profundizado más en el mecanismo identificando proteínas capaces de interaccionar con Rcan1. “Hemos identificado 11 proteínas que se asocian específicamente a Rcan1 y pensamos que una de ellas, la proteína Gsk3-ß, tenía un gran potencial como posible mediadora de la formación del hematoma intramural”, asegura Redondo. “De hecho, inhibidores de Gsk3-ß, como el cloruro de litio, previenen muy eficientemente la activación de MLC en las células de la parted aórtica, por lo que ahora vamos a probar su eficacia para prevenir la formación del hematoma intramural y su progresión”, señala Campanero.

    Dado que los inhibidores de Gsk3-ß se han empleado desde hace décadas para el tratamiento de diversos trastornos psiquiátricos, los investigadores sugieren el interés de comparar las incidencias del hematoma intramural, de las disecciones aórticas y de los aneurismas en esta población con las de la población general. “Ahora que disponemos de un buen modelo preclínico de hematoma intramural, podemos estudiar en mayor detalle los mecanismos involucrados en su evolución catastrófica y empezar a evaluar fármacos que la frenen o la detengan”, concluyen los científicos.

    El estudio ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia, Investigación y Universidades, la Comunidad de Madrid, el CSIC, la Fundación Pro CNIC, The Marfan Foundation (EEUU), la Fundación La Marató y el CIBER de cardiovascular (CIBER-CV) del Instituto de Salud Carlos III.

    • S. Villahoz, P. S. Yunes-Leites, N. Méndez-Barbero, K. Urso, E. Bonzon-Kulichenko, S. Ortega, J. F. Nistal, J. Vazquez, S. Offermanns, J. M. Redondo y M. R. Campanero.Conditional deletion of Rcan1 predisposes to hypertension-mediated intramural hematoma and subsequent aneurysm and aortic rupture.Nature Communications. DOI: 10.1038/s41467-018-07071-7

     

  5. 14/11/2018

    DESCARGA DE MATERIAL

    Nota de prensa (pdf)

    Imagen (jpeg)

    Comunicado íntegro (en inglés)

    Los presidentes de seis de las mayores instituciones científicas de Europa -conocidos informalmente como el G6, entre los que figura el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- han unido esfuerzos para solicitar un presupuesto mayor a la Unión Europea para emprender investigación científica de excelencia, como herramienta para impulsar la competitividad europea y la cooperación.

    “El conocimiento será el motor más poderoso para llevar a Europa al desarrollo sostenible y el progreso común”, reza un comunicado conjunto emitido el 13 de noviembre por los líderes de las agencias nacionales de ciencia de Francia, España e Italia, y de las tres principales instituciones científicas de Alemania.

    De izquierda a derecha, Massimo Inguscio (CNR), Antoine Petit (CNRS), Rosa Menéndez (CSIC), Martin Stratmann (MPG), Soledad Cabezón (Eurodiputada), Christian Ehler (Eurodiputado) y  Otmar D. Wiestler (Helmholtz). Matthias Kleiner (Leibniz) ausente en la foto.

    El comunicado recoge seis puntos básicos: el gasto en ciencia es inversión en el futuro; no hay alternativa a la excelencia; la innovación disruptiva depende la investigación fundamental; la investigación europea se basa en grandes infraestructuras; la cooperación está en el ADN de Europa; la ciencia nutre la buena gobernanza. El texto lo firman Massimo Inguscio, presidente del Centro Nacional de Investigación de Italia; Antoine Petit, presidente del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia; Ottmar Wiestler, presidente de la Asociación Helmholtz; Matthias Kleiner, presidente de la Asociación Leibniz; Martin Stratman, presidente de la Max Planck Society, los tres de Alemania; y Rosa Menéndez, presidenta del CSIC.

    El comunicado del grupo se publica justo cuando el Parlamento Europeo está a punto de empezar a debatir del plan de la Comisión Europea para el próximo programa de investigación de la UE, Horizonte Europa. La Comisión ya ha propuesto un aumento del presupuesto hasta 94 mil millones de euros a lo largo de siete años, frente a los 77 mil millones del presente programa marco H2020.

    Pero dentro de ese presupuesto, el aumento para ciencia básica es menor, y algunos miembros del Parlamento están presionando para lograr un presupuesto general mucho mayor, de entre 120 y 160 mil millones de euros. El comité de industria e investigación del Parlamento se reunirá el 21 y 22 de noviembre para debatir la cuestión.

    Protagonismo de la investigación básica

    Además de recomendar mayores presupuestos para investigación, el G6 ha solicitado más financiación para concentrarse en la ciencia básica con el objetivo de lograr “innovaciones disruptivas” que “vayan más allá de la mejora gradual de tecnologías existentes”. El grupo urge a los legisladores que se centren en promocionar la ciencia excelente, y en particular que protejan el Consejo Europeo de Investigación de cualquier cambio que pueda “poner en riesgo su historia de éxito”.

    Para lograr tales innovaciones disruptivas, el G6 sostiene que la UE debería animar la colaboración entre la industria y la academia, a la vez que se promociona la cooperación entre científicos europeos. Por lo tanto piden apoyo a las infraestructuras de ciencia abierta, y ciencias sociales y humanidades.

    El anuncio del G6 también sostiene que la ciencia conlleva la responsabilidad de ayudar a atajar las fake news, el escepticismo climático y el fundamentalismo. Los autores subrayan el rol de los científicos europeos para “apoyar la toma de decisiones políticas basadas en evidencias” y “consolidar la democracia, la cohesión social y la integración cultural”.

    El G6 está formado por los presidentes de seis de las mayores instituciones de investigación: el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR), la Max Planck Society, la Asociación Helmholtz y la Asociación Leibniz. 

Microproyectos

Plantillas

Las más adaptables a cualquier dispositivo:

Sígueme

Encuéntrame en las redes más populares:

Facebook Twitter Linkedin Google+ Youtube Skype RSS